Durante la semana, nos lo pasamos muy bien, pero este día llegó:el día de regreso, el día de vuelta a casa.Por la mañana, ya todos nerviosos, preparamos la maleta y llorando,recordabamos los mejores momentos que pasamos juntos.Llegó la hora de coger el autobús y las lagrimas eran las protagonistas.Sentíamos pena y angustia por despedirnos de nuestros compañeros de Córdoba y su profe durante la semana, pero también sentíamos alegría por volver a ver a nuestras fasmilias.Fuimos al aeropuerto con los chicos/as de Madrid y con su profe Javier.Como nuestro avión salía primero,también llegó la hora de despedir a los chicos y chicas de Madrid.Y así fue, nos despedimos de ellos y cogimos el avión, que nos llevaba a Madrid.En Madrid cogimos un avión con destino a Bilbao y en Bilbao nos recogió un autobús. Estábamos tan cansados que por el camino nos dormimos.El autobús nos llevó hasta VIllanueva de la Peña, y allí nos esperaban nuestras familias.

Natalia y Verónica

despedidacantabria.jpg
A nosotros también nos dió mucha pena irnos. Nos despedimos de nuestros amigos de Córdoba en la residencia porque ellos salían más tarde. Al aeropuerto fuimos con los de Cantabria. Cuando llegamos nos dijeron que nuestro avión salía dos horas más tarde, así que se fueron los amigos de cantabria y nos dio mucha pena. Algunos lloraron pero todos estabamos tristes. Y de pronto vinieron los de Córdoba. Gracias al retraso pudimos despedirnos otra vez, aunque volvimos a llorar. la verdad es que fue sólo una semana juntos pero nos hicimos muy amigos. Menos mal que aquí podemos hablarnos, es como seguir un poco juntos. Cuando llegamos a Madrid nos esperaba un autocar para llevarnos a Ciempozuelos, donde etaba nuestros padres esperándonos. Y así terminó toda la aventura .


P1000944.JPGP1000980.JPG